MDMA


Descripción El éxtasis o MDMA (3-4 metilendioximetanfetamina) es una droga sintética. Es un derivado anfetamínico y –como tal– comparte con otras sustancias (metanfetamina, MDA…) una parte importante de su estructura química.
Aspecto Comprimidos de diferentes formas y colores, que suelen incorporar algún logotipo o dibujo. También se puede encontrar en cápsulas o en polvo.
Administración Oral.
Efectos sobre el SNC Estimulante con ligeros efectos alucinógenos.
Efectos sobre la conducta y el organismo Sensación de bienestar, energía, disminución del sueño, euforia, etc. Después hay una fase de cansancio y de bajada del estado de ánimo.Otros síntomas físicos que se han descrito después de consumir MDMA son: tensión muscular, movimientos involuntarios de mandíbula (bruxismo), náuseas, visión borrosa, temblores, insuficiencia renal o edema pulmonar.
Tolerancia y dependencia Genera tolerancia y puede provocar dependencia. Pero sus riesgos suelen tener más relación con sus efectos tóxicos agudos o crónicos.
Otros riesgos Psíquicos: confusión, inquietud, irritabilidad, estados depresivos, insomnio, ansiedad severa, estados paranoides, etc., que se pueden prolongar en el tiempo. Físicos: problemas cardiovasculares, respiratorios, hepáticos, neurológicos, de riñón, etc.El uso de éxtasis, a menudo asociado a una actividad física prolongada –como bailar– y una temperatura ambiental alta, puede producir un aumento crítico de la temperatura corporal (conocido como golpe de calor), así como hipertensión y deshidratación, que a pesar de ser poco frecuente, es muy grave.