¿Qué es la ketamina?


La ketamina es un anestésico que se sintetizó a principios de los años sesenta en laboratorios, para ser utilizado de manera profesional.

Su uso recreativo no se extiende hasta los años noventa en los ambientes de música techno. En concreto su uso festivo se inicia en fiestas tipo rave para –desde ahí– extenderse a locales.

La ketamina se utiliza como anestésico básicamente en veterinaria, y se comercializa en preparados como Ketolar® o Imalgene®. No obstante, en el mercado ilegal de drogas es posible encontrarla. Se presenta tanto en forma de polvo –para ser consumida por vía nasal (esnifada) o en líquido –para consumir vía oral o intramuscular.

Como cualquier droga de uso ilegal, hay variaciones de concentración significativas en dosis aparentemente equivalentes. No obstante, y de forma general, es altamente psicoactiva en dosis bajas.

Si cada droga tiene un margen de seguridad diferente –por ejemplo, hay una amplia diferencia entre los gramos de alcohol de una caña y los necesarios para tener un coma etílico–, la ketamina es de las sustancias con un margen de seguridad menor.
Por eso es muy fácil pasarse de la “dosis más segura” y obtener efectos inesperados y no deseados.

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies