¿Su consumo provoca dependencia?


cocainaAunque la mayor parte de las personas que han consumido cocaína no establecerán una relación de dependencia, se trata de una sustancia muy adictiva. Después de la nicotina y los opiáceos -como la heroína-, es la droga que, por causas químicas y aspectos sociales, facilita más el desarrollo de una adicción. Por ello, muchas personas consumidoras pueden acabar sintiéndose incapaces de controlar su consumo.
>La dependencia más importante que provoca -aunque también puede llegar a ser física- es la psicológica. Como sucede con muchas otras drogas, el uso continuado de cocaína -cuando no se elimina o reduce- conlleva un proceso de tolerancia que hace que cada vez se necesiten dosis más elevadas para experimentar los mismos efectos.

El uso de esta droga -a diferencia de otras como el MDMA- no está asociado necesariamente a un espacio concreto, ya que puede realizarse en momentos, lugares y situaciones muy diversas. Así, no es extraño encontrar consumos en entornos laborales o diarios, lo que le da mayor potencial adictivo.

A los problemas psicológicos y físicos relacionados con la sustancia, se le suman muchas otras consecuencias indeseables. En concreto, problemas de relación y familiares, gasto de una cantidad importante de dinero, accidentes de circulación, agresividad en entornos de ocio o domésticos, etc.

A quien toma mucha cocaína es fácil que ésta le module sus ideas. Su pensamiento le empujará a repetir el consumo pero de una forma sutil e indirecta; buscando todo tipo de excusas o pretextos para hacerlo. Por ejemplo, se juntará con amigos o amigas que la tomen, y se moverá -aparentemente sin decidirlo- por bares en los que se venda…

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR