¿Qué es la MDMA?


El éxtasis o MDMA (3-4 metilendioximetamfetamina) es una droga sintética con propiedades psicoactivas básicamente estimulantes –aunque tenga un componente distorsionador de la realidad (efectos alucinógenos suaves). Es un derivado anfetamínico y –como tal– comparte con otras substancias (metanfetamina, MDA, mescalina…) una parte importante de su estructura química.MDMA_crystals

El MDMA fue sintetizado de forma accidental en los laboratorios Merck, en Darmstadt (Alemania), en 1912. Aunque inicialmente se estudió su posible aplicación en el tratamiento de algunos trastornos mentales, el uso de esta sustancia con finalidades terapéuticas fue finalmente abandonado y su producción y comercio fueron declarados ilegales. Fue clasificado por la Organización Mundial de la Salud en la lista 1 de los psicotrópicos –junto a la heroína y la cocaína– sin haberse demostrado previamente sus efectos nocivos o peligrosos. Esta categoría –que la asemeja a drogas mucho más dañinas– ha sido muy cuestionada por técnicos y estudiosos, argumentando que no responde a criterios científicos sino políticos y morales.

La mayoría de las personas consumidoras de pastillas –limitando en esta acepción a los comprimidos del mercado ilegal asociados a la noche– buscan en ellas que contengan éxtasis. Y, de hecho, la mayoría de muestras analizadas contienen este principio activo –mezclado o no con otras sustancias psicoactivas– junto a uno o varios excipientes.

Las personas consumidoras de MDMA lo suelen tomar en forma de comprimidos –normalmente con monogramas troquelados y tonalidades suaves–, en cápsulas o en polvo –llamado en la jerga cristal. En todos los casos se acostumbra a autoadministrar por vía oral. El polvo se ingiere directamente o introducido en un papel de fumar.

La dosis más frecuente de un comprimido –pastilla o cápsula– está en unos 60-70 mg. de MDMA, aunque se han encontrado muestras que oscilan entre los 30 y 130 mg. Las pastillas, tipo éxtasis, se conocen en argot con diversos nombres genéricos (pastillas, chuflas, pirulas, pastis, etc.) o se usan nombres específicos relacionados con cada logo o dibujo troquelado.

El hecho de que por la noche se vayan cambiando los nombres y presentaciones, suele explicarse por estrategias de marketing. Por la noche, quien dice tomar una “pastilla”, “M”, “cápsula” o “cristal”, muy probablemente esté consumiendo lo mismo: MDMA. Y, en consecuencia, debería hacerlo con la misma precaución.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies