Alcohol


Descripción El alcohol etílico o etanol es el principio activo de las bebidas alcohólicas, las cuales pueden ser fermentadas o destiladas. Las primeras se obtienen por fermentación de los azúcares de algunas frutas o cereales, y dan lugar al vino, la sidra o la cerveza. Tienen entre un 5% y un 15% de alcohol puro. Las segundas se obtienen por la destilación de bebidas fermentadas, para dar lugar al coñac, el whisky, la ginebra, etc. Tienen entre un 17% y un 45% de alcohol puro.
Aspecto Líquido.
Administración Oral.
Efectos sobre el SNC Depresor.
Efectos sobre la conducta y el organismo Tomado en poca cantidad, anima y desinhibe, pero en cantidades mayores hace que la persona subestime los riesgos, se vuelva impulsiva, se duerma, le cueste reaccionar, e incluso que pueda entrar en coma. Afecta las aptitudes mentales (atención, pensamiento, etc.) y psicomotrices (tiempos de reacción, coordinación, equilibrio, etc.).
Tolerancia y dependencia Genera tolerancia y dependencia.
Otros riesgos Daños orgánicos múltiples (trastornos digestivos, neurológicos, cardiovasculares, etc.). Aumenta el riesgo de accidentes, conductas sexuales de riesgo, peleas y agresiones.
Su consumo está especialmente contraindicado: en las mujeres embarazadas y en periodo de lactancia, en los niños y adolescentes, en las personas que tienen que conducir o hacer actividades peligrosas o que requieran concentración, y en las personas a quienes el médico se lo ha indicado porque sufren ciertas enfermedades o siguen determinados tratamientos médicos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies