Interacciones con otras sustancias


La cocaína, combinada con otras drogas puede producir diferentes interacciones, es decir que los efectos de las sustancias con las que se mezcle pueden variar. Por ello es importante conocerlas y tener cuidado con los siguientes tipos de combinaciones:

  • Cocaína + Sustancias Estimulantes (cocaína, anfetaminas, MDMA). Aumentan los efectos estimulantes de las dos sustancias. Esto conlleva a un mayor riesgo de aparición de ansiedad, aumento de la presión arterial y ritmo cardíaco. Estos síntomas puedes desembocar en infartos cerebrales y cardíacos. La cocaína reduce o anula los efectos psicológicos del MDMA (agradables) y puede motivar la redosificación con el riesgo que ello conlleva.
  • Cocaína + Sustancias Depresoras (cannabis, alcohol, benzodiacepinas, GHB y ketamina). Producen una disminución de los efectos de ambas sustancias. Este tipo de interacción puede crear, por ejemplo, un incremento del consumo de alcohol y cocaína, aumentando así los riesgos. Además, de la combinación de ambas sustancias se produce un nuevo metabolito, el cocaetileno” con gran potencial de riesgo hepático. El efecto de este nuevo metabolito es más duradero en el cerebro y más tóxico que cualquiera de las sustancias por separado.
  • Cocaína + Sustancias Alucinógenas. No se han publicado trabajos en humanos sobre la interacción de cocaína con alucinógenos.

El consumo de sustancias depresoras y estimulantes produce un incremento de la temperatura corporal, facilitando un “golpe de calor”.

¿Qué puede pasar si se mezclan cocaína y medicamentos?

  • Antidepresivos. Con algunos se han observado cambios a nivel cardiovascular, así como la reducción de los efectos placenteros.
  • Psicoestimulantes como el Metilfenidato o el Modafinilo. Pueden reducir los efectos placenteros y aumentar el deseo de consumir.

El consumo de medicina psiquiátrica ya indica que existe un cuadro clínico que puede tener que ver con la ansiedad, el consumo de cocaína puede incrementar esa ansiedad aunque en un principio parezca que la reduce. Esto puede llevar a situaciones de automedicación muy peligrosas ya que se pueden desarrollar adicciones a las sustancias alterando aún más la patología previa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR