Los videojuegos tienen aspectos positivos. Mejoran la coordinación visual y motora, el rendimiento, la velocidad y la precisión para realizar actividades diarias, incentivan la creatividad, ayudan en la resolución de problemas y facilitan otras formas de socialización (por ejemplo, jugando en familia).

También tienen sus riesgos y problemas, como:

  • Dedicar excesivo tiempo a su uso.
  • Ante circunstancias estresantes de la vida pueden llegar a usarse como vía de evasión, generando aislamiento y causando repercusiones negativas sociales o académicas.
  • Dificultad para delimitar el tiempo de juego.
  • En algunos juegos requieren gastar dinero real.
  • El tono violento de algunos videojuegos de acción o terror es inadecuado para determinadas edades y/o personalidades.
  • Efecto Tetris, algunos usuarios fantasean con las acciones vividas en los juegos.
  • El uso muy intensivo de mandos o joysticks puede causar tendinitis de mano y muñeca (se ha descrito el Pulgar de Playstation o síndrome del túnel carpiano)

Siguiente: Las redes sociales, beneficios, riesgos y problemas